Cemento y Concreto

¿Qué es el Cemento?
Es un conglomerante formado a partir de una mezcla de caliza y arcilla calcinadas, posteriormente molidas, que tiene la propiedad de endurecer al contacto con el agua. Mezclado con agregados pétreos (grava y arena) y agua, crea una mezcla uniforme, maleable y plástica que fragua y se endurece, adquiriendo consistencia pétrea. Este material fue usado por primera vez en el Imperio Romano durante la Edad Media. En aquel entonces llamaban cemento a cualquier material aglomerante, y no fue sino hasta la primera mitad del siglo XIX que Joseph Aspdin, de Gran Bretaña, ideó el método para producir lo que hoy conocemos como Cemento Portland.
¿Qué es el Concreto Premezclado?
El concreto es una mezcla de diversos elementos (cemento, agua, aditivos, grava y arena) que se utiliza en la construcción. Premezclado significa que, como proveedores, nosotros mezclamos estos elementos en nuestras plantas y entregamos un producto ya preparado y listo para colocar. La adecuada dosificación de estos elementos es indispensable para preparar un concreto con las normas de calidad requeridas. Aunque el cemento representa tan sólo el 15% de la mezcla de concreto, su presencia es esencial para el proceso de fraguado (endurecimiento) y su posterior resistencia. Al concreto se le agregan distintos aditivos que tienen funciones como reducir el agua, acelerar la resistencia e incrementar su trabajabilidad.